jueves, 1 de agosto de 2019

PRIMER AMOR


Era una nena callada, introvertida, sumergida en cualquier libro que llegaba a sus manos. Allí vivía las maravillosas historias de las cuales se sentía protagonista. Una timidez, que solamente perdía cuando actuaba en alguna obra del colegio, ya sea recitando o cantando.
Que pasara sus días idealizando historias, no significaba, falta de carácter.
Lo tenía …pero afloraba, cuando alguna injusticia o provocación, le llegaba.
Su imagen era la de una niña flaca, con mirada profunda y largos cabellos ondulados, que siempre llevaba trenzado.
Serían sus trenzas, protagonistas, a la mirada de aquel muchacho simple que le gustaba. Como una gracia, para llamar la atención de ella, él, siempre le daba un tirón en su cabello. Hoy, quizás, cause risa, pero en ese momento, era la declaración de amor mas hermosa que había tenido.
Ella pasaba las tardes en la puerta de su casa solamente para ver pasar a aquel chico, que de lejos, le guiñaba un ojo. Encontró cierta vez una notita. Fue el comienzo del intercambio epistolar, en el que se declaraban novios. Un día, la acompaño al colegio. Él en su bicicleta, ella con sus libros. Parecían novios formales…claro que nunca se habían besado.
Así pasó el tiempo, hasta que aquella nena enamorada se convirtió en una jovencita atractiva. Una noche de carnaval, si recibió su primer beso. Fue solamente un suave encuentro de labios. Para ella fue un momento sublime, aunque no haya sido como aquellos que veía en las películas…
Las salidas con su “novio” eran frustrantes. A ella no la dejaban salir con “ese chico” ; le decían que no era para ella, que se trataba de un simple aprendiz de mecánico y sin estudios. Comenzaron a controlarla. No había tarde, en que ella estuviera en la puerta, en la que no se oyera el grito de su madre….Nena !! Adentro!!
Llegaron sus quince, sin mucho entusiasmo por parte de ella. Le festejaron el cumpleaños con una fiesta. Ahí, no estaba invitado su enamorado. No pertenecía a ese lugar le habían dicho. Se recuerda  aquella noche, vestida de largo por primera vez, asomándose a la puerta de su casa, viéndolo pasar por la vereda de enfrente, con su triste mirada.
Rebelde, no seguía los consejos de su familia. Los encuentros se repetían, siempre a escondidas. Hasta que un día, resuelta, le pide a su amor: Hablá con papá, él te aprecia. Si querés seguir siendo mi novio deberías hacerlo.
Él, no se animó. Claro, eran tan chicos!. Ella, le dijo: Si no lo hacés, no salimos más!.
Atada a sus palabras, se despidió de su amor adolescente…
Pasaron los años y seguían viéndose desde lejos.
Se sonreían…comprendiendo, que los primeros amores difícilmente se concretan, pero jamás se olvidan …............................................................................................................. 

18 comentarios:

  1. ¡¡Ay Lía, que bonita y triste historia!!

    Tiempos que por suerte han cambiado, las adolescentes actuales son más atrevidas y pelean por lo que aman.
    Y es verdad, el primer amor nunca se olvida.
    mariarosa

    ResponderEliminar
  2. Bonita y triste historia de amor Lia, son amores que nunca se olvidaran. Saludos y abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  3. Esos amores son de por vida.
    Son los más puros y hermosos que viviremos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. super tierno relato Lia , felicidades
    ten una jornada preciosa

    ResponderEliminar
  5. Dulce historia de enamorados, que como en un cuento de hadas se aman aunque solo se miren de lejos, pero también como un drama terrible que a pesar de ese buen comienzo, acaba rompiéndonos el corazón.
    Si, el primer amor, ¡nunca se olvida!
    Precioso cuento, Lia, lleno de realidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Bien reflejado aquel momento de la niñez en la que sentimos eso tan fuerte por alguien.
    Me encantó aquello de que a traves de tirar del pelo se demostraba amor, es así realmente. Me retrotrajiste a la infancia mía, en donde apenas me animé a tocar el pelo de la chica que me gustaba un día en que se sentó delante mío en el micro escolar.
    Muy bello.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Coincido totalmente en todo lo que has escrito. Las primeras veces nunca se olvidan y más cuando te agitan y ponen tu mundo patas arriba.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Gostei muito da página, por isso
    estou seguindo seu blogue e
    também pelo carinho que você tem
    por seus leitores.

    Beijos.



    .

    ResponderEliminar
  9. Me acordé de una canción de Silvio Rodríguez que dice: "Los amores cobardes no llegan, ni a amores ni a historias, se quedan allí, ni el recuerdo los puede salvar, ni el mejor orador conjugar"

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  10. Lia...soy un blog erótico..lo que puede incomodar a ti o tus lectoras....
    Puedo venir siempre? Comentar????
    Quédate tranquila para deletar mi comentário!!!
    Desde Brasil..um abrazo!!!

    ResponderEliminar
  11. Mi infancia fue un terror continuo con una enfermedad cogenita y degenerativa es muy duro vivir.
    A mi humillavan hasta los maestros por no poder hacer muchas cosas.

    Muchas gracias por tu paso
    y aportacion al blog
    Me alegra que te guste .

    ResponderEliminar
  12. Amores que el tiempo se lleva, pero no se olvidan.

    tequendama

    ResponderEliminar
  13. mi primer amor me enseñó el mundo ,las cuevas ,las montañas ,me mostró poesía ,con el conocí a Silvio ,a Neruda ,Benedetti y hasta a Cyrano de Bergerac !!...me encantó tu historia y he vuelto a recordar aquellos años ,besos

    ResponderEliminar
  14. Un amor eterno que habita el corazón. Bonito relato dulce y romántico, besos

    ResponderEliminar

SUEÑO

Sé que es un sueño envuélvete en el y déjate llevar que mi abrazo te lleve allí, donde supimos estar que te embriague, el aroma de nue...