martes, 15 de octubre de 2019

CORAZÓN




Suspira corazón,
la soledad,  araña tu latido.
A golpes llama el silencio,
no duermas...solo espera.
Quizás, la bruma de la mañana,
trae su nombre.
Grita corazón,
que se escuche tu lamento,
desnúdate  y deja que te vea.





14 comentarios:

  1. Versos encendidos de emoción y entremezclados con latidos de silencios prolongados...
    Si, que el corazón grite y tú, estimada Lía nos muestres su belleza.
    Un besito y feliz primavera!!!

    ResponderEliminar
  2. Desnuda tu alma... desnuda tu piel... desnuda la emoción que late en tu corazón...

    Preciosos versos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta lo que trae esa bruma.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Grita corazón, que tu voz será oída

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  5. La bruma a veces trae regalos positivos.
    A gritar Lia, que nos oigamos.
    Feliz primavera, ummmm!!! con lo que me gusta y aquí otoño, aunque no del todo, hace muy buen tiempo.
    Un gran abrazo y feliz jueves

    ResponderEliminar
  6. Grita aunque sea el llanto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Adoro quando você fala desse jeito,
    meu anjo. Suas palavras são flores
    e seus pensamentos, bálsamo.
    Gosto muito da sua escrita e daquilo
    que a inspira.
    Beijos.

    ResponderEliminar
  8. Un corazón que late en tus bellos y sentidos versos. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. ...que el silencio te lleve por ser fuente de verdad y sustento de tu vida...que fluya y se transforme en palabra y la palabra, en verso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Un beso Lia y muy bonita tu poesia!!

    ResponderEliminar
  11. Esa esperanza siempre anda por ahí, en el horizonte.
    Que el corazón nunca deje de latir...

    Un beso esperanzador.

    ResponderEliminar
  12. Abrirse y esperar es lo más apropiado, lo más sabio.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  13. A veces sólo queda la espera. bello y redondo poema. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar

Quizás, ya no me amen...

                                                                                                Quizás , ya no me amen, con ese amor desbord...