martes, 22 de octubre de 2019

DE SALIDA

Sus pasos se sentían en la escalera... acababa de decirle adiós, quizás si él le hubiera pedido que se quedara , si le hubiera dicho que le reclamaba porque la amaba mas allá de toda razón. No hubo manera de que entendiera que ella también necesitaba algo mas, a veces la tristeza la invadía y no podía salir de ella. Quería su atención y él se la daba a todos menos a ella, irónicamente su marido reprochaba lo mismo. Que les había sucedido, rutina? problemas económicos? distintas formas de encarar la vida? quien sabe , tristemente hoy tomó la decisión y sin decir una palabra dejó la casa. Vería de que manera rehacía su vida, pero estaba segura que así no quería seguir. Llamó a su amigo de toda la vida y le contó,  le aconsejo que no lo hiciera que iba a ser difícil comenzar de nuevo, por supuesto  los quería a los dos, sólo le pidió que le dijera donde iba a estar.
Con solo una maleta en la mano cerró la puerta...iba de salida...y no pensaba volver.-



10 comentarios:

  1. Aveces llega ese momento del adiós........... Difícil desicion pero necesaria muchas veces. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
  2. Debemos prepararnos para un posible adiós, y esa maleta siempre a mano, para seguir el camino querida Lia.
    Feliz miercoles amiga.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. El relato es muy bueno.
    Ese adiós a una etapa de la vida... ese desamparo inevitable y ese nuevo comienzo que todavía aún no se vislumbra.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Cuando se instala la rutina en una relación, comienzan a resquebrajarse las paredes de los sentimientos más profundos, lo cual puede llevar a ese adios definitivo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Excelente relato,en la vida todo tienen facha de caducidad, empezando por ella misma. Enhorabuena. Saludos

    ResponderEliminar
  6. El irse me ha pasado y el no volver anhelado

    ResponderEliminar
  7. Humano relato. A veces no queda otro camino. Un abrazo desde mi cubil colombiano. carlos

    ResponderEliminar
  8. Esos pasos todos los damos en alguna ocasión, difíciles, pero inevitables...

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  9. La rutina mata, mata relaciones y mata sentimientos.
    Es triste pero es así.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Esos textos siempre me han encogido el corazón. Los he visto y suelen doler por doquier.
    Beso

    ResponderEliminar

Quizás, ya no me amen...

                                                                                                Quizás , ya no me amen, con ese amor desbord...